Antes y después de una cocina con isla

publicado en: Antes y Después, Cocinas | 0

Antes y después de una cocina con islaAntes y después de una cocina con isla Las nuevas tendencias en decoración de cocinas abogan por espacios abiertos, aunque con cierta independencia, con elementos que proporcionen carácter al diseño del espacio y, a la vez, potencien sensaciones de amplitud visual.

Nos proponen cocinas en tonos claros, diáfanos y luminosos, sin dejar de ser acogedoras y modernas a la par.

El Krion blanco es uno de los mejores aliados para conseguir esa iluminación tan especial, como sucede en la cocina que os mostramos en esta ocasión.

Nos encontramos con una cocina distribuida en torno a una isla o barra, en la que se había integrado la placa vitrocerámica. Justo debajo estaba el horno, con una cajonera a modo de práctico almacenaje. Unas coquetas estanterías completaban el conjunto.

A pesar de tener dos grandes ventanas que dejan entrar gran cantidad de luz en la estancia, la bancada en color granito oscuro y el tono crema de los armarios no la reflejaba adecuadamente.

Se optó por darle un cambio total a la cocina, apostando por un diseño mucho más moderno y minimalista.

Los azulejos se sustituyeron por otros blancos y lisos, en bonito contraste con un suelo más oscuro.

Antes y después de una cocina con islaAntes y después de una cocina con islaAntes y después de una cocina con islaAntes y después de una cocina con islaSe eliminó la isla separadora y se colocó una bancada larga hecha con Krion blanco, en la que se integró un fregadero del mismo material debajo de las ventanas. La placa vitrocerámica se instaló en un lado de esa bancada, frente a una moderna campana extractora en acero plateado.

Se dejaron los armarios bajos en esa zona, con una decoración lisa contrapuesta al resto, donde se apostó por armarios altos que proporcionasen suficiente espacio de almacenamiento.

Así, microondas y horno se colocaron junto al frigorífico, al lado de una coquetas estanterías, eligiendo el mismo tono plateado que la extractora.

Un armario con dos puertas simétricas, separadas por un módulo con dos estanterías y un armario más bajo sustituyó a la zona de la isla.

El conjunto queda perfectamente completado con unos estores blancos con un toque decorativo y una encantadora mesa redonda en el centro de la estancia.