Reforma espectacular: de bañera a ducha

Reforma espectacular: de bañera a ducha

La reforma de nuestro cuarto de baño puede sacar lo mejor de esa estancia hasta un punto espectacular.

Esto es lo que sucedió con este baño, que pasó de una distribución y decoración de lo más tradicional a un espacio moderno y muy acogedor.

Nos encontramos con un baño con baldosas blancas y lisas, presidido por una bañera también blanca.

Curiosamente, no era una estancia cuadrada, sino que cada esquina de la pared tenía un ángulo diferente. Para salvar estas diferencias, la bañera tenía una repisa en forma de V, tal como se ve en la fotografía.

 

Reforma espectacular: de bañera a ducha
Reforma espectacular: de bañera a ducha

 

Éste fue uno de los cambios más grandes, ya que esa bañera se sustituyó por una ducha a pie de suelo, con una preciosa mampara serigrafiada.

 

Reforma espectacular: de bañera a ducha
Reforma espectacular: de bañera a ducha

 

El plato de ducha elegido en esta reforma está hecho de resinas de alta resistencia, adaptadas perfectamente a los ángulos desiguales del espacio.

Reforma espectacular: de bañera a ducha

 

Está fabricado a base de resinas de poliéster y cargas minerales (cuarzo, dolomitas, aluminas, carbonatos cálcicos, marmolinas, …). Su superficie es impermeable y antibacteriana, con gran resistencia al rayado y a los cambios de temperatura.

Este tipo de materiales han supuesto una revolución en el mercado en lo que se refiere al sector sanitario, ya que conjugan funcionalidad y estética manteniendo una magnífica relación entre calidad y precio. Y, por supuesto, son antideslizantes.

Su mantenimiento y limpieza resulta bastante sencillo, puesto que un jabón neutro y un trapo suave resultan más que suficientes en su limpieza. Se desaconseja totalmente el uso de estropajos, disolventes o productos abrasivos o con alcohol.

Reforma espectacular: de bañera a duchaSu color blanco combina perfectamente con las paredes de la ducha revestidas con baldosas de gresite en tonos azules. A la par, las paredes del resto de la estancia se cubrieron con baldosas blancas brillantes, con el propósito de potenciar su luminosidad.

Finalmente, la reforma de este baño se completó con la sustitución de los elementos sanitarios por otros más modernos, también en color blanco.