Cambiando bañera por ducha en el baño

Cambiar la tradicional bañera por una ducha a ras de suelo es una de las reformas más comunes que se hace en el cuarto de baño.

Las principales ventajas que nos proporcionará esta reforma serán más comodidad, más movilidad y más accesibilidad y seguridad contra resbalones. A esto sumaremos ahorro de agua y un estilo más actual en nuestro baño.

Reformando el baño

Con una pequeña obra de sustitución de materiales y revestimientos, podemos cambiar totalmente el aspecto del baño, con una solución funcional y moderna, adecuada a nuestro espacio.

Reforma total o parcial

Comenzaremos planteándonos si queremos una reforma parcial, modificando únicamente el espacio de la bañera sin tocar el alicatado del resto de la estancia o una reforma total del baño  y todos sus elementos: sanitarios, mueble de baño, iluminación, revestimientos, …

Ducha cuadrada con mampara
Mampara de una hoja

Bañera o ducha

Si optamos solo por cambiar la bañera, ya sea por plato de ducha o por ducha a ras de suelo, decidiremos si colocamos azulejos o paneles de revestimiento. Pueden ser de materiales resistentes y perdurables como el Krion, Silestone, …, también muy moldeables, recortables y perfectamente adaptables al espacio del que dispongamos.

De igual manera, tendremos en cuenta si deseamos conservar el grifo de ducha que tenemos o cambiarlo por otro grifo o, por ejemplo, una columna de hidromasaje.

En cuanto al material de nuestra nueva ducha, podemos elegir entre la piedra natural, materiales de obra, acrílicos, sintéticos, de poliuretano, porcelana, acero, resinas de alta resistencia como el Krion, …

Con la bañera
Con la ducha

Mamparas

Finalmente, completaremos el conjunto con una mampara, que puede ser desde las de una sola hoja hasta las de dos y/o decoradas.

Mampara decorada
Interior de la ducha

Profesionalidad

Si en lugar de elegir una reforma parcial optamos por una reforma integral, lo más recomendable es confiar en profesionales. Ellos serán los que se ocupen del proyecto completo, con una reforma «llave en mano».

De esta manera, tendremos el asesoramiento necesario tanto en la decoración general del nuevo baño como en materiales y formas, que nos garantizarán la satisfacción deseada durante y al final de la reforma.